Comunicación Empresarial

Es la TAPO la terminal más insegura

Es la TAPO la terminal más insegura

 

REFORMA

Israel Ortega
Cd. de México. La Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO) es un foco rojo de asaltos e inseguridad que destaca entre las centrales camioneras de la Capital.
Al menos 124 delitos fueron registrados entre 2012 y 2016 en las inmediaciones de la terminal de autobuses que se ubica en la Delegación Venustiano Carranza, según información de la Secretaría de Seguridad Pública consultada vía transparencia.

La mayoría de los incidentes fueron atracos a transeúntes y robos a los pasajeros del Metro, cuya estación San Lázaro conecta con la TAPO.

En el mismo periodo, la de Taxqueña acumuló 80; la Central del Norte tuvo 33 delitos en sus instalaciones o en las vías aledañas;  y la de Observatorio sólo 17, según la base de datos anexa al oficio SSP/OM/DET/UT/5158/2016.

Junto a la TAPO también había una concentración de ambulantes y con 400 locales que fueron retirados el 3 de abril en una expropiación del Gobierno capitalino para remodelar el paradero de autobuses de transporte local.

“Estaba feo, había gente ‘peda’ tomando y aunque ahora está más sólo hay más vigilancia”, describió Lucero Arroyo, quien pasa 10 veces por semana por la puerta principal de la TAPO.

De acuerdo con fotografías y testimonios de usuarios locales y visitantes, en el mercado anexo a la TAPO se vendían bebidas alcohólicas en la vía pública, el sitio de taxis que opera en la misma salida tiene unidades piratas, hay registros de riñas y, al menos, de un homicidio.

Aunque la Delegación Venustiano Carranza tenía facultades para retirar el comercio informal y vigilar su operación, las administraciones del PRD permitieron crecer los puestos sobre las banquetas sin permisos oficiales aunque fueron alertados por un ciudadano sobre el desbordamiento de ambulantes en la Puerta 1 de la TAPO, como consta en el oficio DETM/SJG/265/2012 del que REFORMA tiene copia.

El mercado y la concentración de comerciantes, liderada por Mario García Ramírez, ha reclamado a la Secretaría de Gobierno que sean reinstalados en el mismo punto, en cuyas inmediaciones se tiene un registro de 52 robos con violencia.

Usuarios de la TAPO, el Metro o el Metrobús consideran que el retiro de ambulantes y locatarios podría mejorar la seguridad.

Top